Fruta y audición

Los minerales y las vitaminas cuidan nuestra salud auditiva

Sabemos que el calcio es bueno para los huesos y la vitamina A para el crecimiento ¿Pero qué pasa con los minerales y vitaminas que ayudan a preservar una buena capacidad auditiva? ¿Sabes cuáles son?

En el Centro Auditivo Nayco te contamos como influye la alimentación en la salud auditiva

Como sabrás las vitaminas y los minerales que nos aportan los alimentos que ingerimos son parte de los nutrientes esenciales que necesitamos. Denominados micronutrientes porque los requerimos en pequeñas cantidades, son fundamentales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Algunos ya nos suenan, el calcio para los huesos, la vitamina A para la piel y el crecimiento. ¿Pero qué pasa con los nutrientes que ayudan a preservar una buena capacidad auditiva?

Magnesio

Un estudio del National Institutes of Healt (EE.UU.) publicado en 2007, demostró que las personas que fueron tratadas con con magnesio en combinación con los agentes antioxidantes de las vitaminas A, C Y E redujeron la pérdida de audición y la muerte celular al exponerse al ruido.

¿A qué se debe? La formación de radicales libres en la cóclea desempeñan un papel importante en el desarrollo de la pérdida auditiva inducida por el ruido. Los radicales libres dañan a nuestro cuerpo y provocan graves enfermedades y el magnesio es capaz de combatirlos durante ruidos fuertes. Actúan como una barrera protectora para las células ciliadas de nuestro oído interno.

¿Sabes cuáles son los alimentos ricos en magnesio? Estos incluyen frutas y verduras como por ejemplo los plátanos, las patatas, los tomates y las espinacas.

  • ÁCIDO FÓLICO. El ácido fólico, más conocido como vitamina B9, es necesario para que nuestro organismo pueda producir células nuevas y en consecuencia también es necesario para nuestra audición. Un trabajo científico de Steven Reinberg, reportero de HealthDay  (productor líder de noticias de salud en internet con sede en Washington), demostró que las personas que tomaron un suplemento de ácido fólico presentaban menos disminución en la audición con el tiempo, en comparación con las que no lo tomaron. ¿A qué se debe? El ácido fólico favorece a una buena circulación que es imprescindible para que las células ciliadas del oído interno mantengan su correcto funcionamiento. Las espinacas, los espárragos, la lechuga o los aguacates son algunos alimentos ricos en ácido fólico.
  • POTASIO. El potasio es esencial para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Es indispensable para una buena regulación del agua dentro y fuera de las células, incluidas las del oído interno. Para que lo que escuchemos se convierta en impulsos eléctricos, es necesario tener un correcto nivel de potasio. El potasio se hace más necesario a medida que se envejece, ya que disminuye de forma natural y puede provocar presbiacusia, es decir, pérdida auditiva relacionada con la edad. Las alubias, las pasas, las naranjas o la leche son ejemplos de alimentos ricos en potasio.
  • ZINC. Se trata de un mineral fundamental para el sistema inmune y el crecimiento. La deficiencia del zinc provoca aumento de gripes y resfriados además de infecciones en el oído. Al no ser producido por nuestro cuerpo de forma natural se debe obtener gracias a una correcta alimentación. La carne de cerdo o de pollo, las almendras, las lentejas o el chocolate son alimentos ricos en zinc.

Puede pedir cita en nuestro centro auditivo rellenando todos los campos del siguiente formulario.

Localización

  • AVDA. DE LA CONSTITUCION, 24 MOSTOLES - 28931 - MADRID